Los súper papis no llevan capa ni la necesitan, ellos tienen súper poderes en chandal, en traje y vaqueros, porque son nuestros primeros y eternos héroes. Los súper papis a quienes dedicamos estas líneas son todos aquellos que nos alzan desde pequeños para hacernos sentir la ilusión de volar, entre nervios y risas, volar muy alto.

Estos súper papis son nuestra red de seguridad, aunque volemos y volemos, ellos siempre están ahí para sujetarnos si nos caemos, o mejor dicho, ellos siempre están cerca de nosotros para protegernos de las continuas caídas. Los súper papis son sinónimo de confianza, seguridad y protección.

En casa, los súper papis hacen las mismas tareas que las súper mamis, y los fines de semana son los primeros que quieren escapar a la Val d’Aran para poder sacar las bicicletas y disfrutar de tiempo de calidad en familia. Estas excursiones entre los Pirineos son las que narran los años de nuestra vida, mientras ellos nos enseñan los nombres de los árboles, y se inventan las supuestas leyendas de los bosques al más puro freestyle -sabemos que no son tal cuál las cuentan, pero les dejamos ese honor a la improvisación-.

diadelpadre_campingverneda

Todos estos súper papis se merecen su propio homenaje, por eso les vamos a regalar lo que más les gusta en el Día del Padre, lo que siempre buscan pero a veces no consiguen: pasar más tiempo todos juntos, escribir juntos nuevas historias de nuestra vida, continuar juntos aquellas leyendas con nuevas teorías.

Lo tenemos muy claro, este año nuestro regalo para el Día del Padre es #VidaVerneda, rememorando, recreando y reaprendiendo lo bonito de estar en familia.