Ya tenemos todo preparado para que este puente de diciembre sea diferente en la Val d’Aran. La agenda está casi completa, y con estos planes que os presentamos ya queda rebosante. Con nieve o sin nieve, la Val d’Aran es única, así que aprovecha para despedirte bien del otoño y disfruta de estos pequeños placeres de la vida:

– Esperar a que llegue la nieve con una taza de chocolate caliente y galletitas aranesas en el sofá de la Borda Suite.
– Pasear por las distintas etapas del Camino Real con los perros ojeando a los animales terminando de construir sus madrigueras para esconderse en invierno.
– Crear una barricada con las hojas caídas de los árboles que viven en el Camping.
– Realizar una carrera acuática de ramitas caídas en el río Garona mientras las vemos nadar desde arriba, nosotros secos y bien abrigados.
– Fotografiar las mejores panorámicas de la Val d’Aran con los cien colores distintos del otoño.

paisajes_campingverneda_valdaran
– Aprovechar estos últimos días de otoño para lucir calzado sin goretex de pintxo-pote por Vielha.
– Organizar bien el equipamiento de invierno, pasar por el taller de mantenimiento y reparación de Copos Skicenter  para que nuestro material esté en buenas condiciones.
– Aprender sobre turismo responsable.
– Conocer el patrimonio histórico de este lado de los Pirineos. La Val d’Aran acoge varias iglesias de estilo románico repartidas por todo el territorio. Si eres un cooltureta y quieres conocer la ruta del románico puedes hacer click aquí.
– Esquiar en las pistas de Baqueira Beret y dejarse seducir por las íncreibles vistas y sus distintos puntos de restauración.
– Cata de vinos.
– Deleitarse con un menú gastronómico aranés o con una buena olha aranesa en Eth Cornèr.

ethcorner_restaiurante_valdaran
– Cata de cervezas artesanales y aranesas en Eth Refugi.
– Hacer la ruta de ermitas antes de que sea necesario el uso de raquetas.
– Sacar la bici antes de que la nieve nos lo impida durante los próximos meses. El ciclismo es uno de los mejores deportes para llegar en buena condición física a la apertura oficial de las pistas de esquí de Baqueira Beret.
– Leer junto a la chimenea esos libros que tienes pendiente y que no te da tiempo en tu día a día.
– Jugar a las cartas en familia, sacar el parchís y reanudar esa partida pendiente de ajedrez.
– Respirar aire puro.
– Escuchar el silencio.
– Compartir momentos.

¿Cuántos de estos planes tienes por hacer? No los postpongas más, ven a la Val d’Aran.