El acceso a la vía ferrata de Les se encuentra pasados unos 100 metros  el camping Caucarca, allí podemos guiarnos por un cartel indicativo en el que nos informa de que el acceso a la vía ferrata está a la derecha.

Para realizar la vía ferrata de Les hay dos opciones, hacerla desde el inicio o bien empezar por el segundo tramo. Esta vía tiene una curiosa particularidad, ya que esta al revés del resto de vías: el primer tramo es el más difícil y vertical,  mientras que el segundo es el más fácil y accesible por todos.

Fuente Deandar

Fuente Deandar

Para acceder al primer tramo debemos ascender por el sendero que sube de forma escalonada a la izquierda de unas instalaciones de cemento. El primer tramo tiene tramos con bastante desplome, un puente tibetano de unos 10 metros y un final aéreo.

Para los menos intrépidos, con nivel de iniciación o adultos acompañados con niños, os recomendamos iniciar la vía ferrata directamente desde el segundo tramo, al cual se accede mediante un sendero. El segundo tramo es de muy fácil acceso y se realiza a través de un tupido bosque. Aquí encontrareis mucha vegetación y poca verticalidad, perfecta para el alcance de todo el mundo. El regreso de la vía ferrata de Les se realiza mediante el camino de Soberpèra o por el camino de Carraspa, perfectamente indicados con marcas amarillas.

La segunda zona equipada (K2) es muy fácil y también muy estética pues arranca en el interior de un precioso y mágico bosque repleto de helechos, donde encontraremos tres resaltes fáciles, también con abundante vegetación y escasamente verticales. Finalizamos la ferrata con una salida poco tumbada perfecta para hacer prácticas con los más pequeños.

¿Lo mejor de esta vía? Las increíbles vistas al pueblo de Les y al resto del Bajo Aran y, aunque parezca mentira, el camino de vuelta a través del frondoso bosque y con el pequeño río de Soberpèra hacen que merezca la pena realizar esta vía ferrata.

Fuente Deandar

Fuente Deandar

Desde la Vida Verneda os recomendamos siempre a estas excursiones con guías titulados. Como veis, en la Val d’Aran tenemos actividades para todos los gustos y todos los niveles.

¿Todavía estás pensando cómo descubrir el valle de valles?