Uno de los mejores aspectos que tiene la Val d’Aran respecto al turismo, es la oferta de alternativas para distintos tipos de visitantes, en especial, las familias. 

Un lugar cargado de opciones y actividades para crecer en familia. Uno de las mejores ocasiones para hacerlo es el del Día del Padre, o lo que es lo mismo, el puente de San José.  Descubrir junto a súper papá los paisajes y lugares más interesantes de la Val d’Aran puede ser toda una aventura. 

Para disfrutar de la nieve con lxs más peques, solo es necesario encontrar una buena pendiente nevada en la que hacer carreras con trineo. Cualquiera vuelve a la infancia deslizándose montaña abajo, pero solo tu crearás instantes únicos que se convertirán en recuerdos para toda la vida.

Por las dudas, consulta a nuestro staff, ¡seguro que te consiguen el trineo más rápido! 

Otro plan en familia que no puede faltar: conocer la fauna local visitando Aran Park. Un lugar donde conviven más de 16 especies de animales propias del ecosistema aranés en su hábitat natural. 

Y para aquellxs papás de culo inquieto… en el Palai de Gèu encontraréis una estupenda pista de hielo en la que echaros unas risas todxs juntxs.

Si el tiempo lo permite, visitar alguno de los rincones más emblemáticos araneses siempre es un buen plan. El Saut deh Pish, la Bassa d’Oles o La Artiga de Lin y sus Uelhs deth Jueu permiten a lxs visitantes acceder con vehículo, así que no hay excusas para explorar en familia.

¡Pregúntanos! Desde nuestra ubicación se puede llegar a varios de ellos en muy poco tiempo. 

Como cada año, nos gusta hacer el regalo por adelantado: reservando del 18 al 22 de marzo, puedes llevarte hasta un 30% de descuento.

¡Feliz día del padre!

Feliz #VIDAVerneda