El 11 de diciembre se rinde homenaje a una de las fuentes de recursos y vida más importante de nuestro planeta, las montañas. Estos espacios de biodiversidad y naturaleza salvaje se encuentran en peligro por la injusta actividad del hombre. La desmesurada construcción y daño del entorno, sumado a los efectos del cambio climático, amenazan la salud de los hogares de miles de especies, incluida la nuestra. 

Las montañas son uno de los primeros indicadores del cambio climático y del mal uso que estamos haciendo de nuestros recursos. Un claro ejemplo lo encontramos situado en la cumbre más alta de los Pirineos. Allí el glaciar del Aneto, bautizado bajo el nombre de la Maladeta, ha retrocedido 20 metros desde los años 90.  

El ocaso de esta icónica masa de hielo, que antaño fue un icono de la conquista de los Pirineos, nos muestra el peligroso camino en el que nos hemos embarcado. Dentro de su cordillera montañosa, la cual se extiende desde Catalunya hasta el País Vasco, encontramos otros referentes rocosos como la Pica d’Estats (3.145 metros) o el Monte Perdido (3.375 metros). 

Verneda Camping Mountain Resort está situado en la Val d’Aran, en plano corazón de los Pirineos.  Nuestro entorno privilegiado se encuentra delimitado por estas barreras naturales, las cuales se encargan de proteger la magia del territorio aranés. 

A nuestro entender, la conservación y mantenimiento de nuestras montañas nos permitirá conservar el paisaje característico que nos define. Además de asegurar, con nuestros actos, la preservación de la riqueza natural con la que contamos

Por este motivo, queremos brindaros algunos consejos para proteger nuestras montañas. Dejando de esta manera un legado puro y limpio a las generaciones venideras. Los tips para salvaguardar nuestros espacios son:

·Utilizar transporte sostenible para acceder a ellos (bicicleta o paseo a pie).

·Llevar la comida en tarteras o tapper reutilizables, prescindiendo de envases y utensilios de plástico de un sólo uso.

·Dejar el monte como nos lo hemos encontrado, no lanzar basura al suelo, y si encontramos basura ajena en nuestro camino, también recogerla.

·No realizar actividades que aumenten el riego de incendio (hogueras/barbacoas al aire libre, lanzar colillas al suelo ni dejar cristales rotos).

·Respeta la fauna y flora del lugar. Ellos estaban allí antes que tú. 

Ahora ya conoces algunos métodos para reducir nuestro impacto sobre las montañas. Para más información acerca de cómo conocer los mágicos rincones de la Val d’Aran, preguntar a nuestro equipo en la recepción del camping. Ellos os ayudarán a entornar las actividades que más se adecuen a vuestras inquietudes y necesidades.