Los entornos naturales y las actividades que se pueden hacer en ellos, vienen totalmente determinados por las condiciones meteorológicas. Por ello, antes de encaminarse a realizar cualquier actividad en la naturaleza, debemos conocer las distintas variables que pueden afectarnos, permitiéndonos disfrutar de una forma segura. 

Los Pirineos, gracias a sus características ortográficas y climáticas, cuentan con unas condiciones meteorológicas determinadas donde las nubes ocupan un papel importante para definir la belleza y singularidad de sus paisajes. Hoy os presentaremos los distintos tipos de nubes que llenan de contraste los cielos del Valle de Aran

Las nubes son composiciones visibles suspendidas en la atmósfera, formadas por la condensación del vapor de agua de masas de aire enfriadas. Estas se dividen en tres estratos (nubes altas, media y bajas), en función de la altura a la que se encuentren, y diez géneros diferentes. 

Nubes Bajas. Situadas entre los 0 y 2.000 metros de altura, están formadas generalmente por gotículas de agua líquida. En este apartado diferenciaremos entre cuatro tipos de nubes: 

· Estratos (St). Tipología que más cercana al suelo, ligadas a las típicas nieblas del territorio, pudiendo dar una suave llovizna.

· Estratocúmulos (Sc). Suelen tener una distribución alargada, con apariencia a sábana hecha de nubes. Estas nubes son señal de días nublados o lluviosos.

· Cúmulos (Cu). Nubes que nos ayudan a cultivar nuestra imaginación, creando formas que recuerdan a algodones de azúcar. Pueden dar precipitaciones de tipo chubascos.

· Cumulonimbos (Cb). Se trata de nubes de tormenta, con las formas más compactas y agresivas, por lo que suelen ir acompañadas de rayos, viento y granizo.

Nubes Medias . Situadas entre los 2.000 y 7.000 metros. Debido a su altura, están formadas por una mezcla de cristales de hielo y gotículas de agua líquida. Este tipo de nubes son las más apreciadas en el territorio, ya que son las responsables de precipitaciones de nieve. Encontramos tres tipos distintos.

·Nimbostratos (Ns). Gris; provoca la caída de lluvia o nieve, lo que enturbia el aspecto de la nube

·Altocúmulos (Ac). Blanco o gris. Constituido por elementos en forma de losa o guijarros, y por gotas de agua.

·Altostratos (As). Blanco o gris, de aspecto estriado de gran extensión horizontal. Es causa de lluvia y/o nieve.

Nubes Altas. Nubes que se encuentran por sobre de los 7.000 metros, constituidas por cristales de hielo, nunca producen precipitación. Se distinguen entre los siguientes tipos.

·Cirros (Ci). Se caracterizan por un aspecto sedoso y unos filamentos muy blancos.

·Cirrostratos (Cs). Se trata de un velo nuboso blanquecino.

· Cirrocúmulos (Cc). Numerosos y pequeños cúmulos elevados y agrupados.

Si quieres conocer los mejores portales y fuentes de información para conocer los boletines meteorológicos más precisos del territorio, pregunta a nuestro staff. Estarán encantados de poder ayudaros con la planificación de vuestras actividades.