Un nuevo día comienza, el sol aparece lentamente entre las montañas dando luz a los tímidos árboles que todavía se están despertando, los de la otra ladera siguen dormidos. Abrimos los ojos y respiramos ese aire frío, seco pero frío, y el jardín está lleno de pequeñas y brillantes gotas de agua, el rocío de la mañana. El río suena, ya no baja tanta cantidad de agua como en primavera, pero su ruido es muy particular, relaja y alegra el día al mismo tiempo, es el sonido de Vida Verneda.

Bienvenidos_Camping_Vida_VernedaTodavía no han caído los primeros copos de nieve pero ya se les siente llegar, están cerca. En poca semanas todo se cubrirá por un manto blanco, tan blanco que hace daño a loa ojos. Y con la nieve volvemos a la infancia, a los muñecos mal hechos pero llenos de ilusión, las bolas traicioneras que se meten entre mangas del jersey, por dentro de la sudadera, y la piel se nos pone de gallina…
¡Momentos de Vida Verneda!

Camping Verneda ya lo tiene todo listo para una nueva temporada de invierno, sólo nos falta prepararnos para hundirnos en traicioneros agujeros de nieve, volver a encontrarnos con nuestro amigos de pintxo-pote por Vielha y encender las chimeneas de los bungalwos. ¡Tenemos ganas de Vida Verneda!