Pasado minero en la Val d'Aran

Una de las instalaciones de la Mina Victoria

La historia de la Val d’Aran alberga un pasado minero importante debido a la extracción de minerales. Concretamente, fue a comienzos del siglo XX cuando se inició la explotación del mineral zinc en las zona de Arres y de Bossòst.

En el 1912, la Mina Victòria, ubicada en la zona de Arres, ya se encontraba en plena explotación. Y por aquellos años se extraían alrededor de ochenta toneladas de mineral bruto por día con una media 100 y 150 personas trabando en ella. Debido a la Guerra Civil, todos los trabajos que se realizaban en las minas quedaron suspendidos hasta el año 1949, cuando se reinició la explotación, hasta 1953, cuando la bajada del precio del zinc y la falta de mano de obra provocaron su cierre definitivo.

En 2004 la Mina Victòria se abrió al público tras recuperarse y restaurar parte de sus infraestructuras para que se pudieran visitar. El itinerario de esta mina nos descubre el funcionamiento de una mina de alta montaña, así como la vida de los mineros que vivían en ella. Esta visita, está planteada como una ruta de senderismo, donde el paisaje es un complemento más de la visita a la explotación minera.
Esta ruta se inicia en la Bassa de Arres y antes de llegar hasta la mina se recorre un bosque repleto de pino hierro y abetos. Una vez aquí, se recorren las diferentes instalaciones de la mina como los restos de galerías, la sala de máquinas, e incluso podemos ver la casa de los obreros y los restos de las carretillas. Se trata de una ruta de dificultad media con una distancia de aproximadamente unos 3 km de distancia. El recorrido de la mina es de unas 2 horas aproximadamente dentro del horario de 11h a 14,30h durante los meses de verano y es necesario realizar reserva previa llamando al 973 641815 o escribiendo un email a info.museu@aran.org.

Para hacer la visita os recomendamos llevar un buen calzado de montaña, agua y ropa de abrigo, ya que las temperaturas dentro de la mina oscilan entre los 9 y los 10 grados.