Los Baños de Bosque se llevan realizando en Japón desde hace muchísimos años, por eso esta práctica se conoce también como Shinrin Yoku. Los Baños de Bosque consisten en pasar tiempo en el bosque con el objetivo de mejorar nuestra salud, el bienestar y la felicidad. Lo más importante de cualquier Baño de Bosques es escuchar los sonidos naturales, estar tranquilos/as y sin prisas, aceptar y reconocer la presencia propia, y permitir que los sentidos sientan y disfruten de lo que tenemos alrededor.

Baños de bosque en la Val d'Aran

Baños de bosque, un placer para los sentidos

Todo esto parece muy obvio, pero en nuestro día a día no tenemos tiempo para realizar esta conexión que tan beneficiosa es para nosotros/as mismos/as, y menos cuando llevamos de nuevo tantos meses con movilidad reducida. Para que tengas claro lo buenísimo que puede ser para ti practicar este verano un buen Baño de Bosque en el Valle de Arán, aquí te dejamos otros beneficios principales:

 Mejora estado de ánimo, más sonrisas y pensamiento positivo. Está comprobado científicamente que los paseos por el bosque a partir de 40 minutos favorecen mejores estados de ánimo, además de promover sentimientos positivos de salud y fortaleza.
 Reducción de la hormona del estrés, el cortisol. Un buen Baño de Bosque en los Pirineos minimiza este proceso, relacionado con multitud de patologías como dolores de cabeza, presión sanguínea alta, problemas de corazón, diabetes, problemas cutáneos, asma o artritis. La sobreexposición a cortisol y otras hormonas de estrés puede incrementar el riesgo de ansiedad, depresión, enfermedades cardíacas, aumento de peso y déficit de memoria y concentración.
•  Refuerzo del sistema inmunitario. En la misma línea, el cortisol y otras hormonas vinculadas al estrés pueden alterar el sistema inmunitario. No es extraño, por tanto, que el Baño de Bosques, al reducir la producción de cortisol, fortalezca este sistema de defensa.
 Optimiza la creatividad. Observar la naturaleza y su comportamiento, sin tiempo establecido, y con las notificaciones de los dispositivos móviles completamente apagadas, mejora la creatividad. Cuánto más tiempo pasemos inmersos en la Naturaleza, mayor será nuestra creatividad.

Éstos son solo algunos de los beneficios más importantes del Baño de Bosque, pero hay muchos otros como el incrementos de la actividad del sistema nervioso parasimpático, mejora el descanso de todos los días, lo que incluye dormir y soñar bien y bonito, conserva la energía, reduce el ritmo cardíaco y aumenta la actividad intestinal.
Aquí, en la Val d’Aran podemos alardear de tener bosques mágicos como el bosque de Carlac, bosques que esconden leyendas como el bosque de Baricauba o bosques de altura como el de Montgarri. ¡Y tenemos muchos más! Conócelos todos aquí.
¿Se te ocurre un plan mejor para este verano? Conecta con la Naturaleza y comparte este momento con tus personas favoritas. Este verano práctica Baños de Bosque en la Val d’Aran, y vuelve a sonreír pensando y soñando bien y bonito.