El 15 de diciembre de 1972 se celebró la conferencia “Cumbre de la Tierra” en Estocolmo, siendo la primera  gran conferencia de la ONU por lo que respeta a cuestiones ambientales.
En la reunión, se acordó la Declaración de 26 principios sobre medio ambiente, un plan de acción con 109 recomendaciones y una resolución. Además, se estableció que el día 5 de junio sería el Día Mundial del Medio Ambiente que se viene celebrando desde el año 1973.

Cada año se organiza entorno a un tema y sirve para abordar una cuestión concreta. El 2017 fue la conexión de las personas con el medio ambiente, animando a los seres humanos a salir y tener contacto con la Naturaleza.
Este año, se aborda un tema de vital importancia como es la unión de las comunidades, gobiernos, industria y personas para reducir la producción y uso de plásticos desechables que contaminan los océanos y mares, dañan sus ecosistemas y fauna y además son tóxicos para la salud humana.
verneda-camping-mountain-resort-dia-mundial-medio-ambiente
Bajo el lema “Un planeta #SinContaminación por plásticos” la capital de la India, Nueva Delhi, acogerá las celebraciones globales de la jornada.

Se ha elegido India puesto que es uno de los países con las tasas de reciclaje más altas del mundo. Al ser los anfitriones de tal evento, el gobierno indio está acelerando sus medidas para luchar contra la contaminación.

Hemos llegado a un punto que el uso de plásticos se nos ha ido de las manos y parece estar fuera de control. Cada año se utilizan a nivel global 500 mil millones de bolsas de plástico y al menos 8 toneladas de plástico terminan en los océanos (equivale a la descarga de un camión de basura cada minuto).
La situación es alarmante puesto que nos hemos acostumbrado a los plásticos deshechables o de un solo uso, los cuales son el 50% de los que se utilizan.
En la última década estamos produciendo más plástico que en todo el siglo pasado, siendo este material el 10% de todos los residuos que generamos.

Debemos de comenzar a tener una actitud crítica respecto al uso de los plásticos y tratar de reducir su utilización en la medida en la que podamos. Si nos concienciamos y actuamos, llegaremos a poder vivir una vida con el mínimo de plástico necesario, pero para ello debemos estar atentos/as a los que compramos y consumimos.

Además, es muy importante que entre todos/as reutilicemos materiales y objetos, reciclemos nuestros residuos y nos encarguemos de la limpieza de nuestros barrios y localidades.

La tierra está enferma pero es nuestro deber cuidarla y liberarla de contaminación y residuos. ¡Todavía estamos a tiempo!