Si eres de los que cree que el perro es el mejor amigo del hombre, y no vas a ningún lugar sin tu mascota, eres como nosotros. Por eso venir nuestro camping es la mejor opción en la Val d’Aran para compartir momentos juntos.

El Camping Verneda es uno de los escasos alojamientos de todo el territorio aranés que admite a todos los miembros de la familia, es decir, somos un establecimiento #AnimalLover. En nuestros alojamientos, tanto tu como tu mascota sois bienvenidos. Juntos podréis disfrutar del fuego de nuestras estufas de Pellet en una tarde otoñal de sábado, viendo las hojas caer de los árboles  leyendo un buen libro o bien jugando en familia.

animallovers_campingverneda_valdaran

Tanta es la importancia que le otorgamos a aquellos que tenéis mascotas, que incluso el portal de referencia para los amantes de los canes, Sr Perro, nos presenta como la alternativa perfecta en la Val d’Aran.

Aquí ellos son los que más disfrutan de las instalaciones ya que pueden revolcarse una y otra vez entre las hojas caídas de los árboles, el césped perfectamente cuidado o, dentro de poco tiempo, jugar con la nieve acumulada. Los perros se pueden esconder, correr libremente, encontrar palos y buscar juguetes que harán de su estancia en el camping el mejor lugar en el que estar. Pero sobre todo, lo que más les encanta es descubrir el acceso directo al Camino Real. Y es que desde Camping Verneda se puede salir dando un fabuloso paseo directamente al Camino Real, llamado Camin Reiau en aranés.

oton%cc%83o_valdaran_bosques

El Camin Reiau es una buenísima opción para practicar un poco de turismo sostenible, ya que permite hacer etapas de senderismo por distintos caminos tradicionales de la Val d’Aran, y con niveles aptos para cada persona, incluso para los pequeños de la casa. Este camino que pasa por el Camping Verneda recorre los 33 pueblos de la Val d’Aran, cuenta con un total de 150 Km, acumulando 12.000 m de desnivel (6.000 m de desnivel positivo). Lo mejor es abarcar todos estos kilómetros en 10 etapas de 15 Km cada una, se puede hacer una o dos etapas en cada escapada de fin de semana, y así vamos sumando no sólo kilómetros, sino también paisajes, panorámicas inolvidables, árboles centenarios y animalitos que, en ocasiones, se animan a salir de sus madrigueras para saludarnos  y sorprendernos en nuestro paseo.

¿Qué más puedes pedir tu y tu perro que tener todo el Camin Reiau para vosotros?