¿Os acordáis cuando a finales de octubre sólo de rendía culto a los difuntos y nadie se disfrazaba? ¿Recordáis la solemnidad de la fecha y los encuentros familiares rememorando a los que ya estaban ausentes? ¿Y las vigilias de las abuelas con su luto impoluto?

Sí, todavía a los más mayores nos vienen esos recuerdos como flashes de una vida anterior, una vida lejos de los disfraces de monstruos creados en la televisión americana y de personajes públicos. Antes, a finales de octubre, se asaban castañas y boniatos en todas las localidades para entrar en calor con el fresco del otoño. Ahora en muchas ciudades se ha perdido esa tradición para cortar calabazas con caras imposibles y colgarlas por terrazas y balcones como si se tratará de una fiesta propia de nuestra cultura.

castanhada_halloween_tradiciones_valdaran

Se cree que Halloween es una fiesta cien por cien americana, pero sus raíces son celtas. Esta fiesta conocida también como Samhain en la cultura celta, celebraba el final de la temporada de cosechas y el fin del verano. Esta tradición celta fue importada a Estados Unidos con la llegada de los irlandeses tras la Gran hambruna irlandesa en los años 1845 y 1849.

¿Castañada o Halloween? Ser o no ser, esa parece ser la cuestión. Sin embargo, todavía quedan lugares con encanto en los que las tradiciones perduran a la influencia de los medios de comunicación masivos. Y el mejor ejemplo lo tenemos en la Val d’Aran, donde la Castanhada es una de esas fechas que guardamos con especial cariño, y muchas ganas, en nuestro calendario de fechas especiales.

castanhada_vadaran_campingverneda_tradiciones

Porque la Castanhada (o Castañada en castellano) en la Val d’Aran se celebra como siempre, como nuestros mayores recuerdan. La Castanhada es una fiesta rescatada del folclore popular del otoño. Todos los Santos, la víspera de los muertos es un momento clave en el cual la naturaleza parece morir lentamente para dar paso a las grandes nevadas del largo invierno. Sin embargo, a partir del siglo XVIII la costumbre de comer castañas se popularizó y apareció la figura de la Castanhera, la mujer que asaba y vendía castañas por los pueblos.

castanyada-halloween-humor-grafic_vinyeta_webcomic

Aún así, reconocemos que los tiempos cambian y las costumbres evolucionan. Las nuevas generaciones están más pendientes de Halloween y sus vistosos disfraces con recogida de caramelos incluida que en asar castañas, les entendemos. Ambas fiestas pueden cohabitar ya que, lo más importante, es compartir momentos en familia, con nuestros amigos. Pero nosotros queremos destacar la importancia de la preservación de las tradiciones que hace única a una cultura y una identidad propia, como la de la Val d’Aran.

Castañada o Halloween, ¿qué celebras tú? Te gusten más las castañas o los caramelos, en la Val d’Aran vas a encontrar el plan perfecto en el último fin de semana octubre para disfrutar del otoño pirenaico antes de que lleguen las primeras grandes nevadas del invierno. ¡Te esperamos con y sin disfraz!