El otoño es época de cambio estacional y, por lo tanto, nuestras despensas pasan a ser más abundantes. Dejamos de lado los platos fríos, ensaladas y frutas variadas para empezar a guisar platos calientes más acordes a las temperaturas otoñales.

En la Val d’Aran, tal y como sabéis los más afines a este pequeño territorio en el corazón de los Pirineos, tenemos una amplia variedad de gastronomía y cultura culinaria. La olla aranesa se encuentra entre los platos preferidos tanto de los locales como de los visitantes de la Val d’Aran. Incluso los críticos gastronómicos de mayor renombre de nuestro país se han hecho eco de esta maravillosa receta culinaria. José Carlos Capel, crítico gastronómico de El País, escribió una fantástica columna sobre nuestro plato estrella: La olla aranesa, el sabor de un valle.

Fuente: Gastronotas, El País

Fuente: Gastronotas, El País

Sin embargo, el ingrediente estrella del otoño aranés son las setas. El pasado mes de septiembre se llevaron a cabo las X Jornadas Micológicas de la Val d’Aran, en las que se dieron a conocer las 556 especies de setas autóctonas que se encuentran en el Valle de Aran dentro de las 3.000 variedades catalogadas en toda Cataluña.

A lo largo del mes de octubre, los distintos restaurantes de este valle de valles ofrecen platos típicos de la gastronomía aranesa renovados y acompañados de las mejores especies de setas. Rovellons, camagrocs, fredolics, ceps y trompetas de la muerte son algunas de las variedades más sabrosas que, además, se complementan perfectamente con algunos platos tradicionales. Tal es la importancia de las setas en la gastronomía aranesa que varios restaurantes las han incoporado en sus recetas para satisfacer a los paladares más exquisitos.

setas_ceps_valdaran

Por ejemplo, en algunos de los restaurantes más destacados de la Val d’Aran podéis encontrar recetas tan variadas como en Era Coquela, que ofrecen un Parmentier de patata con trompetas de la muerte y oreja confitada. O, en Er Occitan nos deleitan con un plato de pechuga de pintada asada con chalotas, minizanahorias y setas. Estos restaurantes, entre muchos otros, incorporan las recetas más tradicionales con un toque contemporáneo e innovador pero sin perder la tradición que las caracteriza.

¿Vienes a disfrutar de la mejor gastronomía de los Pirineos?